José Benmayor, Santiago Salvador Ascui “Especies” Abril 2015.

José Benmayor
Nací en marzo del 85, mi papá es pintor y se encargó de introducirme en el tema desde que era muy niño. Estudié arte en la universidad Finis Terrae y me titulé hace poco de licenciado en pintura. Aparte de pintar telas, pinto graffitis y hago animaciones, también trato de hacer música en mi tiempo libre. He pasado por varios talleres de los que vale la pena rescatar Julio Prado y en el que estoy ahora que es el taller de Angamos, donde comparto con otros artistas. He participado de diversas exposiciones colectivas, Producto de fábrica (con Margarita Dittborn), sin título (Matucana 100), Suburbia Madness (Galería 13). Hice mi primera expo individual en el Salón Tudor el 2009 “Del jugo de naranja a la ballena cósmica”. También he estado presente en distintas ferias de arte como Chaco (chile), Arte Ba (argentina) y Art Bo (Colombia). Mis referentes están en una mezcla de los cartoons que veía cuando niño, y los pintores que me gustan como Basquiat, Guston, Otto Dix, también el graffiti, y los artistas más de ahora como Margaret Kilgallen , Chris Johanson, Barry Mc Gee, Marcel Dzama, Richard Coleman. En la pintura trato de hacer sentir situaciones con símbolos reconocibles, que el espectador los sienta cercanos para que pueda armarse una historia a veces trato de transmitirá algo especifico y otras veces no.

Santiago Salvador Ascui.
Santiago nace el año 1986 y estudia Arte en la Universidad Finis Terrae, obteniendo el grado de Licenciado.
Ha participado en exposiciones colectivas y Ferias de arte como Chaco en Chile, ArteBa en Argentina y ArtBo en Colombia.
Sus personajes anónimos reunidos en sus obras, bien podrían leerse como patrones de individuos que pierden su identidad en esta sociedad. En estas composiciones con personas, las relaciones entre una y otra no están determinadas por rasgos psicológicos, por sus caras o sus actitudes corporales, sino por cromatismos. Hay una relación estricta entre las formas. Como una especie de cálculo.
Es un pintor prolijo y meticuloso, trabaja con tramas, con una gran síntesis en la figura humana y el color. Prefiere los formatos pequeños porque le gustan los detalles.
“El instinto de pintar es muy más fuerte para mi. También he hecho algunas animaciones con Flash, ciertos loops así chiquititos, graffitis, pero me alejé de todo eso, porque ser pintor requiere de harto trabajo, de un enfoque, de una manera de vivir. Hay gente que puede hacer de todo y no duerme. Yo quiero llevar una vida sana y pintar.”

 

Nace el año 1986 y estudia Arte en la Universidad Finis Terrae, obteniendo el grado de Licenciado.
Ha participado en exposiciones colectivas y Ferias de arte como Chaco en Chile, ArteBa en Argentina y ArtBo en Colombia.
Sus personajes anónimos reunidos en sus obras, bien podrían leerse como patrones de individuos que pierden su identidad en esta sociedad. En estas composiciones con personas, las relaciones entre una y otra no están determinadas por rasgos psicológicos, por sus caras o sus actitudes corporales, sino por cromatismos. Hay una relación estricta entre las formas. Como una especie de cálculo.
Es un pintor prolijo y meticuloso, trabaja con tramas, con una gran síntesis en la figura humana y el color. Prefiere los formatos pequeños porque le gustan los detalles.
“El instinto de pintar es muy más fuerte para mi. También he hecho algunas animaciones con Flash, ciertos loops así chiquititos, graffitis, pero me alejé de todo eso, porque ser pintor requiere de harto trabajo, de un enfoque, de una manera de vivir. Hay gente que puede hacer de todo y no duerme. Yo quiero llevar una vida sana y pintar.”